domingo, 13 de mayo de 2012

Soñé que venías

Estaba en la estación del bus en Cahuita preocupado porque no sabía a qué hora llegarías. De pronto entró el bus y bajaste por la puerta de adelante.


Yo estaba muy contento porque venías a visitarme, pero también preocupado porque no había preparado nada para recibirte. 


De pronto estábamos sentados como en unas bancas conversando. No te parecías en nada, pero yo estaba seguro de que sí eras. 


Me desperté muy contento y frente al espejo busqué el origen de mi alegría. En ese instante recordé: ¡mi papá vino a visitarme a Cahuita y conversé con él ! . . . pero era solo un sueño y entonces me sentí profundamente triste.


Ya casi se cumplen 18 años del día de tu partida.

1 Comments:

At 5:51 p.m., Blogger Adriana Araya G. said...

Linda oportunidad Memo y sentimientos encontrados definitivamente.... pero bello que nos visiten en sueños!!! O será que somos nosotros quienes estamos soñando y por un breve periodo despertamos!?

 

Publicar un comentario

<< Home